jueves, 13 de diciembre de 2012

Auriculares compartidos

Desde 1993 hasta el 2007 usé diferentes modelos de walkman. Los primeros eran negros, los últimos ya venían en la gama de gris con un par de stickers que le daban un poco más de onda. Para no gastar pilas en retroceder un lado del cassette me había convertido en un experto en rebobinar, gracias a un sistema, que era por aquel entonces, innovador: consistía en juntar las dos manos y mover rápidamente mis dedos, si me mirabas de frente parecía que estaba rezando. Al comienzo usaba auriculares grandes, con esas vinchas que te cruzaban toda la cabeza (que ahora volvieron a estar de moda) pero desde el '95 siempre usé los auriculares chicos que se te incrustan en el oído y que te permiten escuchar de a dos. Grabada mucha música, de la radio, de los cd's que pasaba a cassette en el centro musical que estaba/está en el comedor de la casa de mis viejos.

Lo primero que hacía cuando me gustaba una chica era hacerle escuchar lo que tenía en mi walkman. No sé bien por qué, tal vez porque no sabía de qué hablar, no sabía qué contar. Creo que era una forma de mostrarle qué cosas me gustaban, qué era lo último que había descubierto, la excusa para que me diga algo, una forma de evitar silencios incómodos, para que no se aburriera y se vaya. No lo sé.

De todo esto me había olvidado hasta que el otro día me acercaste tu celular y empecé a escuchar el comienzo de un tema de Coldplay. Me hiciste acordar que yo antes hacía lo mismo. Espero que sea por el mismo motivo.

12 comentarios:

  1. En 1993 tenía solo siete años y confieso en este acto que, en todo este tiempo, jamás me compré ni me compraron ni me regalaron un walkman; tampoco discman; tampoco mp3. Solo cuando tuve celular, pude disfrutar de escuchar música todo el tiempo. Fui una jovencita sin onda la gran parte de mi vida, ja.
    Buen finde,
    Vero

    ResponderEliminar
  2. Jaja no sé si las personas tienen onda por escuchar música, no me consta. Igual, es verdad, los celulares ampliaron los horizontes de la música. Por la edad que acreditás creo que tampoco sabés de la existencia de las canchas de paddle, el furor Vilma Palma, la Family, los parripollos y todas esas cosas que estaban de moda a fines de los ´80 y principios de los ´90 jaja. Saludos Verónica!

    ResponderEliminar
  3. ?Lo primero que hacía cuando me gustaba una chica era hacerle escuchar lo que tenía en mi walkman. No sé bien por qué, tal vez porque no sabía de qué hablar, no sabía qué contar. Creo que era una forma de mostrarle qué cosas me gustaban, qué era lo último que había descubierto, la excusa para que me diga algo, una forma de evitar silencios incómodos, para que no se aburriera y se vaya. No lo sé."

    Jaja! Muy bueno.. Yo aun lo hago! Me siento parecida.. En 1993 yo era casi un bebe, de todas maneras, el walkman fue parte de mi infancia..

    Me gusto leerte! Beso grande.

    ResponderEliminar
  4. Parece que somos muchos los que tratamos de relacionarnos como podemos jaja. Saludos Ro! (nos estamos siguiendo)

    ResponderEliminar
  5. Yo fui de las que no tenían esos aparatitos.

    ResponderEliminar
  6. Yeka: Vemos que se inició una pequeña encuesta jaja. Saludos!!

    ResponderEliminar
  7. Ojalá que sea por el mismo motivo!!!
    Quién no tuvo un walkman? Ya me había olvidado ahora que hay MP3 MP4 y los móviles estos smartphones en los que podés escuchar la música que quieras...
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Eva: La era del MP4 creo que simplificó todo y eso está muy bien, me acuerdo que mi walkman lo tenía que llevar colgado del pantalón, ahora con un bolsillo alcanza. Saludos!

    ResponderEliminar
  9. que liiindo! si habré usado la famosa táctica de los auriculares compartidos. Es un buen método para estar cerca de su cara, aunque sea de manera obligada :)

    ResponderEliminar
  10. jajaja como que estás encadenando a la otra persona con el cable del auricular. Saludos Sole!

    ResponderEliminar
  11. Síii, es por el mismo motivo!! Hay pocas cosas que dejen ver tanto tu alma como mostrarle a otro la música que escuchás. Besos!

    ResponderEliminar
  12. Mmm, no sé si coincido con la primera frase, pero sí estoy totalmente de acuerdo con la segunda! Besos July!

    ResponderEliminar